Las Resoluciones de Año Nuevo

Actualizado: 18 ago



Las resoluciones de año nuevo son una guía para mantener el enfoque, son metas, sin embargo en conveniente crear un plan, cuya estructura nos ayude en el trabajo continuo para la materialización de esos objetivos.


¿Cuáles son los factores que debo considerar para cumplimiento de estás resoluciones?


Debemos comprometernos con nosotros mismo, para que a través de nuestros hábitos, la mejora continua, experimentemos los cambios y entendamos los procesos que son necesarios para nuestra evolución y progreso personal.

Es convertirse en eso que queremos ser, y trabajar en ese proceso de transformación. Ejecutar las acciones pertinentes para el logro de esa nuestra mejor versión, hacer seguimiento y evaluar cómo vamos en el proceso.

Es tener una visión clara de lo que queremos lograr, inclusive es adoptar la actitud de lo que te quieres convertir. Por ejemplo: en este año voy a correr en una media maratón. Ahora bien, debes preguntarte:

  • ¿Cómo actuán los corredores?

  • ¿Cuál es su rutina? ¿Donde se reúnen? ¿Cómo se preparan?

  • ¿Tengo amigos corrededores? ¿Cómo se alimentan? ¿Con que frecuencia entrenan?

Se debe adoptar la actitud de un corredor, identificarse con ese papel, pensar y actuar como uno de ellos. Es convertirse previamente en lo que uno quiere ser, conectarse con corredores, hacer el plan y tomar las acciones acordes a esa disciplina, crear los hábitos; la frecuencia de entrenamiento, la alimentación, entre otros hábitos.


¿Cómo diseño las mejores resoluciones de año nuevo?


Establecer objetivos realistas puede conducir a una mayor probabilidad de éxito. Los objetivos deben ser medibles, con fecha establecida y concretos. Es conveniente dividir ese objetivo principal en otros secundarios, desglosarlos. Es decir, abordar los objetivos por fases para lograr ese resultado en el año, o en el tiempo que corresponda.


¿Qué pasos debo seguir para cumplir con mis resoluciones?

  • Elaborar un plan con acciones concretas y factibles, eso ayuda a tener una intención, sino que también estableces los pasos para implementarla.

  • Crear una red de apoyo. Conéctate con las personas que tengan intereses y objetivos similares a los tuyos.

  • Monitorear la ejecución y el resultado. Recuerda que todo se construye paso a paso, pero a veces a pesar del plan la situación puede complicarse. En estos casos es recomendable a una pausa y reevaluar la situación.

  • Ser compasivo consigo mismo, cuando las cosas se pongan difíciles.

  • Ser constante y recordar que una vez que cumplas esa resolución, lo ideal es que ella se convierta en un hábito.


Vamos al ejemplo anterior, si el objetivo es correr en un maratón durante el año, lo ideal es continuar con el entrenamiento y mantener los buenos hábitos de los corredores.


Los Hábitos

Los hábitos son estas actividades repetitivas que hacemos consciente e inconscientemente. Un buen ejercicio es identificar nuestros hábitos: los buenos y los que no contribuyen en absoluto en nuestra salud, estudio, trabajo, etc.

Generalmente, cuando las personas comienzan a cambiar sus hábitos se enfocan en las metas, pero es más interesante fijarse en el proceso, en el día a día, en esa mejora continua. La intención está centrada en el objetivo, la atención en la ejecución, en la acción.

Lo mejor que podemos hacer es que el hábito se convierte en parte de tu identidad. Por ejemplo: en vez de pensar:

“Quiero ser una persona que corra en la ½ maratón de este año”,

Es pensar: “Yo soy un corredor y me estoy preparando para correr en la ½ maratón de este año”.

Al crear hábitos nuevos, los cambios deben hacerse en el nivel correcto, es decir deben ayudar a cambiar tus acciones y reforzar tu nueva identidad, lo que crees de ti mismo: Yo soy un corredor”.


Palabras claves para el cambio de Hábitos


Decisión, compromiso y entrega.

Decide el tipo de persona que quieres ser, comprometerse con el proceso y entregarse a las pequeñas victorias.

Cuando defines la clase de persona que quieres ser, comienzas a dar pequeños pasos que constribuyen la identidad que deseas.

De acuerdo al libro: Hábitos Atómicos, de James Clear; los hábitos se crean a través de un proceso de cuatro (4) pasos: señal, anhelo, respuesta, y recompensa.

“La señal provoca un anhelo, este anhelo provoca una acción y esta acción una recompensa. Estos cuatro pasos juntos forman un circuito de retroalimentación neurológica (la repetición de estos pasos) que te permite crear hábitos automáticos, este ciclo es conocido como ciclo de los hábitos”.


Los Hábitos Determinaran Tu Futuro

Es conveniente reflexionar sobre los malos hábitos, los cuáles están anclados en el subconsciente, se realizan de manera automática, retrasan tu progreso y la concresión de tus metas.

¿Qué debo hacer para cambiar los malos hábitos?

  • Identificar los malos hábitos.

  • Analizar cada mal hábito y sus consecuencias.

  • Selecciona por lo menos 3 malos hábitos a cambiar.

  • Definir el opuesto, es decir el buen hábito de cada uno y establece beneficios que implica seguirlos.

  • Lleva un registro de todos los hábitos que tienes en tu día, e incorpora los 3 nuevos hábitos.

  • Semanalmente realiza una revisión del registro.


Recuerda siempre si lo que estás haciendo te ayuda a convertirme en la persona que deseas ser,

Disfruta tus procesos, a la final la vida es un proceso de aprendizaje y de mejora continua.


Tabla 1: Comparativo buenos hábitos vs malos hábitos.


Tabla 2: Seguimiento diario de hábitos


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo